ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA (6- 9 MESES)

Cuando hablamos de alimentacion complementaria en el bebé, o de ablactación como también se le conoce, nos referimos al momento en que el bebé deja de tomar leche materna exclusiva o leche de formula y comienza la etapa de ir adicionando alimentos poco a poco para la ingesta de mas nutrientes necesarios que ayuden al crecimiento y desarrollo del bebé, manteniendo así las mismas tomas de leche materna o leche de formula.
Confieso que yo estaba dichosa porque llegará ésta etapa en mi bebé, no veía la hora de poder ver su boquita toda embarrada de papillas y viéndola jugar con la comida, sin embargo en la alimentación complementaria hay varios métodos de los cuales quisiera hablarles y como ha sido mi experiencia aplicándolos con mi bebé.
Con mi hija comencé la alimentación complementaria exactamente a los 6 meses de edad, aunque algunos pediatras dan la aprobación que se puede empezar con la frutas desde los 4 meses, sin embargo en mi caso, esperé mejor a que su estómago estuviera más ‘maduro’  por decirlo así para que asimilara mejor los alimentos. Comencé con Manuela con el método de las papillas, es decir  hervir la fruta por unos minutos y licuarla hasta que quedará en una consistencia de compota. Mi pediatra me recomendó empezar con la frutas dulces y éste fue el patrón que seguí :
  • Pera
  • Manzana
  • Mango
  • Banana/Cambur
Cada fruta se las di solas por 3 días de seguido para descartar que hubiera alguna alergia, siempre estuve atenta a su popó o su cuerpo por si notaba algo diferente. Luego de darle a probar todas esas frutas se las puedes mezclar. Yo no le adicionó azúcar a las papillas porque la idea es que el bebé comience su alimentación lo más natural posible, deja las compotas comerciales para más adelante o si prefieres no darle también está bien, todo es decisión de cada mamá.
La reacción de cada bebé a nuevos sabores es única, aunque hagan arcadas o caras de que no les gusta no es motivo para que dejes de darle sus papillas, recuerda que la buena alimentación y la salud de tu bebé dependen de ti. Mi hija me hacia caras a cada nuevo sabor pero siempre trataba de cantarle de distraerla para que se la comiera y funcionaba.

Después seguí con las verduras, que se las daba en la hora del almuerzo para que se fuera acostumbrando a comer con nosotros   (mamá y papá) y que se vayan creando rutinas. Las verduras que empecé a darle fueron:

  •  Auyama/Calabaza
  •  Zanahoria
Así mismo como hacia con las frutas hice con las verduras, 3 días cada una y luego las mezclaba. A mi hija le sigue encantando la auyama desde que la probó y además es buenísima para su salud.
Así seguí unas semanas y luego agregue la proteína que fue el pollo. Le hacía una cremita de auyama, zanahoria, cebollin o cebolla larga, un pedazo de pechuga de pollo del tamaño de mi mano y todo eso lo licuaba y quedaba una crema de pollo muy deliciosa y sin agregarle  nada de sal.
Así poco a poco mi hija fue aceptando las frutas y verduras, sin embargo también he aplicado el método de BLW (baby led weaning), que es una introducción gradual de los alimentos, dejando que el bebé elija y coma a su propio ritmo, dejando de un lado las papillas. La comida se da en trozos para que el bebé practique el agarre y así coma lo que el quiere, más que todo al principio es descubrimiento y juegos con la comida que lo que realmente comen, pero con este método tu bebé comerá sin ninguna presión y se llevará a la boca cuanto el quiera.
Mi experiencia con éste método al principio, confieso que me daba temor que mi bebé se atragantara con algún pedazo de comida, pero soy consciente que tenía que hacerlo porque acostumbrarla solo a la papilla afectaría su proceso para masticar.
En este momento ya mi bebé se ha adaptado más a otras texturas que a las de papillas, aunque aún le sigo haciendo, su proceso de masticación va por buen camino porque ya le gusta la textura del arroz, la textura de un puré también, el pollo desmenuzado y así poco a poco se ha ido acostumbrando a tener que masticar.

Hay que tener en cuenta que para que la alimentación complementaria se establezca completamente, se deben incluir alimentos variados en la dieta del bebé para que asi pruebe todas las texturas y sabores; y sobre todo se estimule al niño a comer, porque nosotros los padres debemos crearles los habitos de buena salud desde pequeños, para que en un futuro no tengamos hijos enfermos con desordenes alimenticios y que no se esten nutriendo adecuadamente.

Todo es un proceso mamitas, así que no se desesperen y POR FAVOR no mueran en el intento, porque de su constancia depende que su bebé aprenda a comer. Un consejo es que les hagan todo ustedes,  es mejor sacar el tiempo para cocinarles cositas naturales que comprar cosas ya hechas, recuerden que ahora todo esta hecho con muchos conservantes y cosas innecesaria para la salud de un bebé. Lo natural es lo mejor.

Aqui les dejo una foto de mi bebé cuando comió pera por primera vez…

3 Comments

  1. Anónimo

    24 Septiembre, 2016 at 10:29 am

    Felicidades por la nota, son muy buenos aportes. Y felicidades también por tu compromiso y responsabilidad con tu bella hija. Esta bellísima Manuela. Besitos y abrazos de parte de Heydi y David

  2. Sandra Granados

    24 Septiembre, 2016 at 12:08 pm

    Ayyy q bella! Gracias Heidi por leerme.. Esoo me motiva más a seguir escribiendo… Abrazos a David y para ti… Vengan pronto

  3. ERP40

    25 Septiembre, 2016 at 5:39 am

    me ha encantado pero una preguntita, la alimentación complementaria antes o después de pecho? yo es que he intentado dar a mi hija cereales después de pecho y no quiere, espero respuesta, un saludo

Leave a Reply