BAÑANDO AL RECIÉN NACIDO

Sé que a muchas madres y me incluyo, cuando estamos embarazadas unas de las cosas que pensamos y qué a la vez nos da un poco de terror es ¿como lo voy a bañar?  ¿Cómo voy a coger a esa cosita tan chiquita para no hacerle daño y darle un buen baño?.

Pues aquí te tengo la respuesta…  Bañar al bebé es lo más sencillo del mundo y yo me atreví a hacerlo aun teniendo la herida de  la cesárea porque para mí era importante saber  que no debía tenerle miedo a algo tan sencillo como un baño,  sino que siempre acostumbramos a que alguien cercano como la mamá de uno lo ayude para que sea más fácil, debido que los recién nacidos tienden a ser ” escurridizos” y esto puede provocar que se nos salga de las manos, pero con paciencia y mucho cuidado puedes lograrlo como lo hice yo. Recuerda; somos MAMÁS PODEROSAS!

A continuación enunciare uno a uno los pasos para que la hora del baño sea un momento placentero para ti y tu bebé, aunque yo lo hice sola eso no quiere decir que mi bebé se haya comportado excelentemente, porque no fue así,  mi bebé lloraba casi siempre, es más,  creo que duró el primer mes llorando porque simplemente no le gustaba el agua, el bañarlos es algo nuevo para ellos y muchos bebés tardan un poco en acostumbrarse a esa nueva rutina.
  1. Ten a mano en el lugar donde vas a bañarlo todos los elementos, jabón, toalla, ropita limpia, pañal para que sea más facil y no tengas que salir corriendo a buscar algo en el caso que estes sola.
  2. Báñalo en una tina con agua tibia, verificando que al sumergir tu codo sientas que esté tibia y no caliente, porque podrías ocasionar alguna quemadura a su piel tan sensible.
  3. Usa jabón apropiado para bebés, yo siempre lo use desde que nació y nunca su piel se reseco, por más que uno quiera los bebés sudan poco, pero sudan y muchas veces sus coyonturas adquieren malos olores.
  4.  Bañalo en un lugar completamente cerrado para que no haya ningun tipo de corriente de aire que haga que el bebé se sienta incomodo y con frio.
  5. No es necesario llenar completamente la tina, con 10 cm es suficiente. Un baño para un recién nacido debe durar máximo 10 minutos. Recuerda, su piel es sensible y puede resecarse.
  6. Sostén siempre la cabeza del bebé, poniendola sobre tu antebrazo y agarra firme su brazo para que puedas sumergirlo bien en el agua y puedas bañarlo con la otra mano.
  7. Sostenlo boca abajo sobre tu antebrazo para poder limpiar su espalda y sus nalgas y cuando lo vayas a sacar del agua, asegurate que no tenga jabon en su cuerpo. Por ultimo enrollalo en la toalla y sécalo por todos sus pliegues, su carita y sus partes. Es importante que lo seques bien y que de una pongas su ropita para que no pierda calor al estar desnudo tanto tiempo.
  8. NUNCA lo dejes solo por más que la toalla este a unos metros de distancia es peligroso. Solo hacen falta 5 cm de agua para que un bebé se ahogue en ella.

Estos fueron algunos de los consejitos que a mi me sirvieron para bañar bien a mi bebé y que siempre estuviera segura a la hora del baño. Recuerda siempre crear una rutina y darle el baño a la misma hora para que se acostumbre. Tambien un baño en la noche los hará dormir mejor. Pruébalo, no tengas miedo!

Leave a Reply