¿CUANDO EMPEZARÁ A GATEAR MI BEBÉ?

La mayoría de las madres, y me incluyo desde que tenemos a nuestros bebés nos vivimos emocionando de solo pensar como será cuando tenga un mes de nacido cuando tenga 6 para comenzar la alimentación complementaria, que cuando empezará a gatear y que cuando caminará y así sucesivamente, pero me he dado cuenta que no debería estar pensando en como será o se comportará mi bebé en su próxima etapa, ya sea del gateo de caminar, prefiero vivir el momento y ayudarlo a que su crecimiento sea a su ritmo. TODOS y cada uno de los bebés son DIFERENTES. Su desarrollo depende de muchos factores, así que si a un bebé le salen los dientes a los 6 meses o antes no significa que si tu bebé tiene 10 meses y aun no tiene dientes esté retrasado. 

Por lo anterior quería hablar de un tema muy interesante para todas las madres primerizas, el cual es el GATEO DEL BEBÉ, puesto que es una etapa muy importante en la vida del infante, puesto que a partir de ese momento el percibirá su mundo desde otra perspectiva, se desplazará solo sin tu ayuda y descubrirá un millón de sensaciones y será feliz por poder ser cada vez mas independiente.

El bebé siempre gateará si tu lo ayudas, por eso es importante que lo incentives desde temprana edad para que sus piernas y brazos se puedan fortalecer, y así sostenerse para comenzar a gatear. En mi caso con mi bebé, ella desde los 3 meses se dio la vuelta y le gustaba mucho estar boca abajo, eso los ayuda a tonificar los músculos del cuello para que poco a poco tengan la fuerza necesaria para tener su cabezita erguida y preparase para gatear. Cada bebé tiene su estilo de gatear, de modo que no te preocupes si lo hace diferente a como lo hace otro bebé, el lo hará de la manera que se sienta mas cómodo y feliz.


El gateo desarrolla la visión, la tactilidad, el equilibrio, la propiocepción, la motricidad gruesa o desplazamiento con el cuerpo y la motricidad fina, la orientación y discriminación espacial de fuentes acústicas y la futura capacidad de escritura en un solo ejercicio. Además integra los diferentes subsistemas del movimiento que componen otros muchos más complejos como andar, correr, etc. Por tanto, si el gateo se desarrolla correctamente se favorecen las conexiones futuras de todo tipo entre los dos hemisferios cerebrales. Y de estas conexiones depende el correcto desarrollo de funciones cognitivas (aprendizaje) y de movimiento más complejas. (Saúl López M. Psicomotricista y Psicopedagogo)



Manuela empezó por interesarse a gatear desde los 6 meses, puesto que la ponía en posición boca abajo y movía sus piernas para arrastrarse en su barriguita, eso solo lo hacia en la cama, pero desde que la empecé a poner en el piso fue de gran ayuda para su desarrollo. Mi hija se sentó alrededor de los 7 meses y luego de eso, empezó a ponerse en posición de gateo y le sirvió mucho que yo la ayudaba poniéndole un pañal de tela en su barriga para sostenerla y ella gateara o también le ponía juguetes en frente de ella para incentivarla a que los alcanzara, aunque no fuera mucho lo que avanzara, ella iba poco a poco tratando de desplazarse. Al final de los 7 meses de edad ya era una EXPERTA! y aun lo sigue siendo, se gatea toda la casa, se pone de pie en las paredes o muebles para poder avanzar, su perspectiva es totalmente diferente cuando gatean.

Su mundo cambia 360 grados, debido que al nacer todo el tiempo están acostados y no tienen una perspectiva diferente, gatear los hace libres, los hace competentes, los ayuda a la independencia, a poder caminar con mas seguridad y tener control del espacio donde se desarrollan.
A gatear se dijo!

Leave a Reply